Realmente imprevisibles

Realmente imprevisibles

Los fármacos no regulados y que no han sido sometidos a las pruebas reglamentarias tienen resultados imprevisibles.

Los análisis practicados a algunos medicamentos para la DE falsificados
han concluido que las pastillas contienen entre un 0% y un 200% del principio activo.
Por lo tanto, es imposible saber qué estás tomando ni en qué cantidad.
Gráfico circular
Se han encontrado fármacos falsificados sin ningún principio activo o con una cantidad inadecuada de principio activo. Tanto si tomas una cantidad excesiva como una cantidad muy pequeña del medicamento, puede resultar peligroso para tu salud. Un estudio concluyó que solo 1 de cada 10 fármacos falsificados contenía la cantidad de fármaco indicado.

¿Quieres correr el riesgo?

Si no sabes qué tomas, te arriesgas a enfermar gravemente o incluso a morir, como resultado de las reacciones provocadas por ingredientes desconocidos, por las cantidades incorrectas que pueda contener el fármaco, o como resultado de las interacciones imprevisibles del fármaco con otros medicamentos.

Además, es casi imposible saber a simple vista qué contiene el comprimido. Los falsificadores emplean métodos cada vez más sofisticados para elaborar comprimidos y envases idénticos a los de verdad. En ocasiones, incluso los profesionales sanitarios son incapaces de distinguir los medicamentos auténticos de los falsificados sin analizarlos.

Pastillas

Incluso cuando crees que es seguro

Pastillas y receta

Internet quizá sea una forma rápida y sencilla de comprar los medicamentos para la DE; sin embargo, ¿merece la pena correr el riesgo? La única forma de obtener medicamentos auténticos para la DE es mediante una receta de tu médico y adquirir los comprimidos en farmacias.

Los sitios web que ofrecen medicamentos para la DE actúan al margen de la ley y es probable que vendan fármacos falsificados.

Pfizer S.L.U. no se hace responsable del contenido de los sitios enlazados. Fecha de preparación: febrero de 2012. ESP 9/12 VIA 4.

La información de este sitio se facilita exclusivamente con fines informativos y educativos y no pretende sustituir el consejo del médico ni de otro profesional sanitario.
Las decisiones relacionadas con el tratamiento debe tomarlas el médico, basándose en las características particulares de cada paciente.